Oscar Estruga



Oscar Estruga, hombre del Rastro y del Renacimiento, lleva muchos años en Madrid afinando hasta el delirio la caligrafía de su imaginación: el dibujo. Un día decidió corporeizar sus dibujos y el barro, el bronce, los materiales terrestres adoptaron de buen grado el ademán esbelto e inédito de su fantasía. Estruga le hace una nueva lectura a la estética universal (como Perse, como Picasso) y esta lectura mediante las dos miradas de nuestro siglo: la ironía y ambigüedad. (…) Su complicado oficio nos explica su sencilla genialidad.” Francisco Umbral

"Atenea se dispone a embestir", bronce, 1993.

“Atenea se dispone a embestir”, bronce, 1993.