Gimena Caram


Se introduce en el mundo de la Orfebrería a los 22 años en Argentina, su primer acercamiento con el metal es de una forma artesanal aprendiendo el oficio en talleres de joyería.
Se traslada a España en 2006, y en Málaga aprende a Tallar la cera y reproducir piezas en fundición.Completa sus estudios en Madrid en la Escuela Oficial de Joyeros y Orfebres y en la Escuela Massana de Arte y Diseño en Barcelona.

El metal es el protagonista en su trabajo, aunque siempre inquieta y curiosa busca nuevas formas de expresarse, experimentando con resinas, porcelana, maderas y materiales orgánicos.

Sus creaciones son el espíritu de ella misma, inspiradas en viajes, el arte y la naturaleza